jueves, 6 de septiembre de 2012

El canario que liberó Paris

por Melchor Padilla

El sábado 25 de agosto, en la plaza del Ayuntamiento de París, se celebró el 68º aniversario de la liberación de la ciudad de la ocupación nazi. Al acto, al que asistió el presidente de la República Francesa, François Hollande, fueron invitados un centenar de hijos y nietos de españoles que, por primera vez desde 1944, pudieron asistir al acto con la bandera de la II República española en recuerdo de los combatientes republicanos que participaron en aquel histórico acontecimiento.



El 24 de agosto de 1944, los soldados que transportaba el vehículo semioruga Ebro comenzaron a disparar contra uno de los últimos focos de resistencia de los alemanes en París. Al mando de ese vehículo militar iba el subteniente Miguel Campos, al que sus compañeros de la novena compañía del Regimiento de Marcha del Chad conocían como El Canario.

¿Quién era Miguel Campos y cómo llegó a ser uno de los primeros soldados que liberaron París, hasta entonces ocupado por las tropas de Hitler? Para responder a esas preguntas debemos retroceder a los tiempos de nuestra guerra civil y de la segunda guerra mundial.

Muchos canarios partidarios de la República lograron abandonar las islas huyendo del terror que se implantó contra las organizaciones de izquierda desde los primeros momentos del golpe de estado franquista. Marineros y pescadores que se quedaban en la costa africana aprovechando una escala; fugas como la que hemos relatado ya en estas mismas páginas; prisioneros republicanos canjeados por presos franquistas –como los 90 que salieron de Fyffes en 1938 con destino a Barcelona-; y soldados canarios movilizados por el ejército golpista que desertaban en la Península, a los que hay que sumar los isleños que residían en el territorio leal a la República. Muchos de ellos pasaron a engrosar las filas del ejército republicano y con la derrota dejaron España.

Uno de ellos debió de ser Miguel Campos. Según se afirma en la Historia de Canarias, publicada por el diario La Provincia en 1991, era tinerfeño y socialista, extremo este último del que dudamos por lo que veremos más adelante. Ni siquiera estamos seguros de que éste fuera su verdadero nombre, pues era muy frecuente en aquellas circunstancias cambiar de identidad para evitar represalias a los familiares. Sólo nos quedan de él un par de fotografías borrosas en las que aparece una cara, permítaseme la expresión, muy de aquí. Sabemos que llegó a Orán en uno de los barcos que transportaban a los exiliados en 1939, pero no aparece en la lista de pasajeros del buque inglés Stanbrook, en el que sí viajaron los que después iban a ser sus compañeros de milicia, Amado Granell y Federico Moreno. El historiador Alberto Anaya contó que en una ocasión se le acercó durante una conferencia un señor ya muy mayor, al parecer miembro del Partido Socialista, que había conocido al combatiente canario y contaba que era del Puerto de la Cruz.

Como tantos otros se alistó en los Corps Francs d’Afrique y cuando se organiza la Segunda División Blindada al mando del general Leclerc, pasó a engrosar las filas de la novena compañía del Regimiento de Marcha del Chad. Aunque la mandaba el capitán francés Dronne, casi todo el resto de los oficiales, suboficiales y tropa, hasta un total de 146, estaba formado por antiguos soldados republicanos españoles con una gran experiencia en combate. Desde el primer momento fue conocida por todos con su nombre en español, la Nueve, pues era ésta la lengua oficial de la compañía. Los vehículos semioruga blindados llevaban todos nombres españoles: Ebro, Guadalajara, Belchite, Madrid, en memoria de las grandes batallas de nuestra guerra, u otros como Don Quijote o España Cañí.

Campos fue nombrado jefe de la tercera sección, compuesta casi exclusivamente por anarquistas por lo que es poco probable que fuera socialista y era, al parecer, un jefe de gran iniciativa, valiente, astuto y audaz. El capitán Dronne lo define como "un fuera de serie". Después de un corto periodo de entrenamiento en el Norte de África, la Nueve fue trasladada al condado inglés de York en mayo de 1944, a la espera para su desembarco en Francia, hecho que se produjo el 4 de agosto. A partir de ese momento, la Nueve entra en acción. El 14 de agosto, en un audaz golpe de mano, la sección de Campos se infiltró en territorio enemigo cerca de Ecouché e hizo prisioneros a 129 alemanes, entre ellos un coronel.

El 23 de agosto, la Nueve tenía previsto avanzar hacia París. No obstante, Dronne recibió órdenes de retirada, pero al llegar a Croix de Berny se encontró con el general Leclerc, que le ordenó que marchara hacia la capital con las fuerzas que tuviera a mano, pues el pueblo parisino se había sublevado y resultaba preciso que, siguiendo órdenes del general De Gaulle, las tropas de la Francia Libre entraran antes que los americanos. Después de una ininterrumpida marcha, a las 21.22 horas del 24 de agosto, los semiorugas llegaron al Hôtel de Ville, el ayuntamiento de París. Todas las campanas de la ciudad comenzaron a repicar. París había sido liberado… por españoles.

La mañana del 26 de agosto, el general De Gaulle, acompañado de Leclerc y todo el estado mayor, descendió triunfalmente los Campos Elíseos. Detrás de él iban, dándole protección, los blindados de la Nueve. La compañía acampó en el Bois de Boulogne para recuperarse, pero pronto tuvo que emprender nuevas acciones de guerra. Campos, a finales de ese año, creó una especie de cuerpo franco que se dedicaba a recoger armamento para hacerlo llegar a la guerrilla antifranquista en España. Resultó herido y tuvo que soportar las terribles condiciones del invierno en Las Ardenas.

Su final es tan misterioso como su vida. El 14 de diciembre desapareció tras una misión en solitario. No se encontró su cuerpo, lo que desencadenó toda suerte de elucubraciones. Se dijo que había regresado a España para unirse a la guerrilla, que vivía en el norte de África… Nunca se supo más de él.

Sirvan estas líneas para conservar la memoria de un bravo canario, luchador por la libertad.


VIDEO DE TVE2 SOBRE "LA NUEVE"

15 comentarios:

  1. es un una honra que un paisano canario haya participado en tal magnitud de un echo historico como la liberacion de Paris......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pena que nos queda es que todavía ha sido imposible identificarlo de manera precisa y averiguar su origen y vida en las islas. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Miguel Campos no fue el único canario... hubieron muchos, entre los que destaco Ismael, que realizó tal cantidad de hazañas que le concedieron tras la guerra la máxima condecoración de honor de la República francesa: La Legión de honor con brillantes. Era pescador de la playa de San Marcos en Icod de los Vinos.

    José M. Espinel Cejas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Conoces el apellido de Ismael? Me gustaría mucho documentarme sobre su vida y escribir algo sobre él.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. Estimado Melchor, lo conocí hace años. Ya falleció. Pero en la playa de San Marcos de su Icod natal, todo el mundo te puede hablar de él. Su hija vive. También Ricardo García Luis creo que lo cita en varias de sus obras, pero no recuerdo cuales. Si quieres te averiguo más. Escríbeme a mi correo espinelcejas@gmail.com

      Eliminar
    3. Me encantaría averiguar más sobre él. Sobre estos valientes se tejió un velo de silencio que, creo, tenemos el deber de quitar. Gracias por tu interés y atención.

      Eliminar
  3. Creo que ya localicé a Miguel Campos. Solo estoy seguro en un 90% He quedado con su hija para cotejar fotos y documentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente. Si puedes pasarme la información, te lo agradecería.

      Eliminar
  4. Cuando compruebe unas fotos de los Campos de Trabajos Forzados y escriba la Historia hablamos. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, en ambos casos, sea uno u otro o ambos, ya murió. Tenemos localizado al nieto de Miguel Campos el que desapareció tras la liberación de París... y cuya viuda cobraba la pensión del Gobierno francés. Por otro lado, la hija y nietos del "otro" -que no estamos aun seguros de si se trata de la misma persona- y que fue miembro de las fuerzas de la Francia Libre y maquis posteriormente y que vivió en Marruecos y conocimos personalmente hasta su muerte...

      Eliminar
    2. Gracias por seguir manteniéndonos al tanto de tus pesquisas. El asunto es apasionante.

      Eliminar
  5. Estaba recordando ahora a otro personaje épico, al que conocí y con el que compartí parrandas y muchas horas de conversación. Me refiero a José Suarez Grafiña, de Lanzarote. Otro histórico al que no se le ha reconocido, salvo por el documental hecho por Cirilo Leal para la Televisión Canaria y apenas emitido.

    ResponderEliminar
  6. Melchor
    TR ENVIE UNA NOTA POR FACEBOOK PRIVADO

    ResponderEliminar
  7. Otro personaje épico, digno de otra biografía por sus hazañas, natural del Puerto de la Cruz: Martín Pérez González quien regresó de su exilio en Francia en numerosas ocasiones. Vale la pena recordarlo. Ya lo nombró Ricardo García Luís, el mejor conocedor de los personajes de Canarias durante estos tiempos convulsos y Manuel J. Lorenzo Perera quien lo cita también en otra de sus obras. Hay aun muchos viejos en su ciudad natal que aun le recuerdan.

    ResponderEliminar